El barco contenía en sus tanques, en el momento de su hundimiento, unas 1.400 toneladas de fueloil, una parte del mismo se habría escapado al mar, disparando las alertas medioambientales de las autoridades. Actualmente yace a 2.400 metros de profundidad.

Ante el incidente, Telespazio y e-Geos (perteneciente al Grupo Telespazio y a la ASI, Agenzia Spaziale Italiana) se movilizan para realizar una monitorización de la catástrofe y ofrecer su colaboración a Salvamento Marítimo (SASEMAR).

Mediante el uso de tecnología radar, utilizando imágenes procedentes de los satélites de la constelación COSMO-SkyMed ha sido posible la activación del servicio y colaboración con los organismos involucrados en la monitorización del vertido de hidrocarburos.

Para obtener más información (documentación y cartografía) pulse aquí. (puede abrirse con Mozilla, Firefox o Google Chrome)